EAPN-ES analiza el perfil y mapa de la pobreza severa de la última década en España

julio 16(jueves) 13:05pm EAPN-Asturias Comunicación 0 comentarios EAPN

Nota de prensa, EAPN España 

 

EAPN-ES ha presentado hoy en rueda de prensa su último informe ‘EL PAISAJE DEL ABANDONO: LA POBREZA SEVERA EN ESPAÑA’, que analiza la situación de extrema pobreza del eslabón más débil y desconocido de la sociedad. En el acto de presentación de este informe, que se enmarca en la Campaña Actívate contra la Pobreza de la red, han intervenido el presidente de la EAPN-ES, Carlos Susías, y el Responsable de Investigación de EAPN-ES y autor del Informe, Juan Carlos Llano.

La pasada semana, el Relator de Pobreza Extrema de Naciones Unidas, Olivier de Schutter, presentaba el informe que realizó su predecesor, Philip Alston, tras su visita de estudio a España durante los pasados meses de enero y febrero, y que demuestra las múltiples carencias del sistema de protección social en España, agravadas en los últimos meses con la incidencia de la pandaemia de la COVID-19.

En el año 2018, los datos oficiales señalaban que el 21,5 % de la población española, algo más de 10 millones de personas, vivían en riesgo de pobreza. Sin embargo, el subgrupo de personas en situación de pobreza severa (obligadas a vivir con ingresos extraordinariamente bajos o sin ellos) ha sido poco estudiado. Este grupo de personas es el que vive la pobreza con mayor intensidad (viven en hogares cuyos ingresos por unidad de consumo son inferiores al 40 % de la mediana de renta nacional). Esto es, con ingresos inferiores a 5.914 € al año; 492 € mensuales para hogares de una persona y 12.419 € anuales para hogares con dos adultos y dos menores.

La pobreza severa representa el lado más vulnerable e invisible de la sociedad española. Este informe estudia cuántos son, quiénes son y cómo viven las personas que sufren pobreza extrema. El objetivo es conocer comprobar si algunos estereotipos ampliamente difundidos sobre el grupo tienen una base objetiva.

El informe está realizado con los últimos datos disponibles, sin embargo, el impacto negativo del coronavirus, sin precedentes en la economía española, obliga a considerarlos como un mínimo. En este sentido, el FMI espera una contracción del PIB del 8  % y una tasa de paro del 20,8  % para este año, cifras que repercutirán intensamente en las tasas de pobreza y de vulnerabilidad.

El dato más reciente indica que en 2018, el 9,2 % de la población total, es decir, unos 4,29 millones de personas, viven en situación de pobreza severa. Los datos de pobreza severa siempre han sido  altos y, desde el año 2008, han oscilado entre el 7,4 % y el 11,2 % de la población total. Si en el año 2008 había un total de 3,41 millones de personas en pobreza severa, en la actualidad, hay unas 880.000 personas más que al inicio del período, sin tener en cuenta el efecto del coronavirus.

En cuanto al territorio,  las cifras más altas se dan en Canarias, Región de Murcia, Andalucía, Castilla-La Mancha y Extremadura, con porcentajes que oscilan entre el 13 % y el 16 % del total de su población. En valores absolutos, Andalucía agrupa a algo más de 1,1 millones de personas en pobreza severa; le siguen la Comunidad de Madrid, la Comunidad Valenciana y Cataluña con cifras entre 420.000 y 510.000 personas.

Carlos Susías ha declarado que para hacer frente a esta grave situación de pobreza en España hay que valorar herramientas como el Ingreso Mínimo Vital, y ha subrayado algunos aspectos de mejora: ‘Hay que mejorar la cuantía del Ingreso Mínimo Vital situándolo por encima del umbral de pobreza, así como su cobertura para que llegue a todas las personas que lo necesitan, y agilizar la tramitación; asimismo hay que solucionar los problemas de empadronamiento de las Personas Sin Hogar resolver el problema de las personas que se encuentran en situación administrativa irregular en España. También hay que apostar por la calidad del empleo y por el acceso a la vivienda mediante la ley de segunda oportunidad, mayor parque público de vivienda y una Ley de Vivienda que se hace más necesaria que nunca en España’.

Más datos a destacar del Informe:

  • No hay diferencias por sexo, y la pobreza severa es más elevada entre los niños, niñas y adolescentes (NNA), y los adultos jóvenes. Por una parte, el 12,4 % de las personas de 18 años o menos están en pobreza severa, cifra que contrasta con el 9,7 % entre las personas adultas y el 4,3 % entre aquellas de 65 o más años.
  • El 14,6% de jóvenes con educación superior y el 21’9% con educación secundaria de segunda etapa está en pobreza severa.
  • El 74% de personas en pobreza severa en España son españolas, el 9,1% son extranjeras de la Unión Europea y 16,9% del resto del mundo.
  • Tener hijos es un importante factor de riesgo: 11,4 % de las personas que viven en hogares con menores están en pobreza severa
  • El 23,9 %, – una de cada cuatro personas que viven en hogares monoparentales en España — la inmensa mayoría a cargo de una mujer—está en pobreza severa. Además, el 50 % está en riesgo de pobreza y/o exclusión social (tasa AROPE).
  • El 5,4 % de las personas ocupadas está en pobreza severa. Por otra parte, una de cada cuatro personas en paro (24,5 %) también está en pobreza severa.
  • Para 2018, la renta media de las personas en pobreza severa alcanza los 2.293 €. Para el resto de las personas es cinco veces más elevada: 12.333 €.
  • El 56,7 % de las personas en pobreza severa afrontan un gasto elevado en vivienda, es decir, dedican más del 40 % de su renta disponible total para el mantenimiento de los gastos relacionados.
  • Entre el 14 % y el 20 % de las personas en pobreza severa residen en zonas afectadas por baja calidad ambiental.

Noticias relacionadas

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X